El otro día hice una sugerencia a una conocida entidad bancaria, aprovechando que tenían una jornada de "explícanos tu caso" o algo parecido. No pongo el enlace porqué me costará bastante volver a encontrar la página, ya que el "ayúdanos a mejorar" típico de muchas web, en esta entidad bancaria y en todas en general está más que escondido.

Mi sugerencia era que se pusieran las pilas en el tema de las pasarelas de pago, que pasarelas como Stripe, Trustly, Sage o Paypal no es que fueran el futuro, sino el presente de lo que debe ser un pago online moderno.

Después de cruzarme unos cuantos e-mails y una conversación telefónica me remitieron al servico más novedoso que tienen llamado iupay https://www.iupay.es. Lo llamo servicio por no llamarlo otra cosa, ya que quiero ser políticamente correcto y este blog igual lo leen menores de edad. Pero vamos, que se trata de un servicio monedero que nos están tratando de encasquetar por todos los medios.

Servicio que por otra parte de mucho miedo. Basta ir su página para ver que la información brilla por su ausencia, el aviso legal da un error 404 que no se ha molestado ni en maquillar maquetando una página, y lo mismo la página de política de cookies, política de privacidad, ... Y eso que es un enlace aun pdf!

Si somos buenos y vamos a contacto para informar del problema veremos que no hay un triste formulario, sólo una dirección web y un 902 como contacto. ¿Tu te fiarías?

Señores de las pasarelas de pago, de Redsys (que tiene casi el monopolio), del engendro este de iupay, ¿por un momento se han puesto a revisar lo que hace su competencia? ¿O es que con esto de los rescates y el dinero que hemos puesto entre todos ya les basta?

No pasa nada, igual es que la gente que sabía de estas cosas ha sido fruto de un ERE, ya se sabe, con esto de las fusiones y reordenaciones bancarias y cajas, no había sitio para tanto cuñado y los técnicos y programadores esos, seguro que no son realmente necesarios y se los han ahorrado.

Como digo, es igual, vamos a jugar un poco a las 7 diferencias y así podran ver que igual el servicio que están ofreciendo respecto al que se puede encontrar en otros sitios presenta unas pequeñas diferencias.

La web

Comparemos por un momento la web de Redsys o la de iupay con webs la web de Paypal, Stripe, Trustly. ¿Pueden ustedes notar algo? Yo se lo digo por si no se han dado cuenta, hay i-n-f-o-r-m-a-c-i-ó-n. Una persona, un desarrollador puede ir a la página y ver cómo funciona, lo que le van a cobrar, encontrar documentación, preguntas más frecuentes, etc. Hagan señores un pequeño experimento y vean si pueden encontrar lo mismo en su web. ¿Verdad que notan a faltar eso?

Pues sí, la documentación es opaca o no existe. Se puede conseguir cuando tu cliente solicita una pasarela de pago vía la oficina bancaria, que le dará las condiciones que quiera o pueda y al final le desviará hacia el servicio. A su vez éste cuando le sea oportuno se dignará a enviarle las claves de un entorno de test y la documentación, que con un poco de suerte no será ya del siglo pasado.

¿Preguntas más frecuentes? ¿Solicitud de más información? Sólo los servicios orientados al usuario la tienen. Si la información no es clara ya nos podemos imaginar cómo va a ser el proceso de integración y las pantallas de pago. Y no hace falta imaginarlo, la realidad superar la imaginación más enfermiza.

Qué me va a costar

Veamos qué hace la competencia. Stripe tiene la sección de pricing visible a la primera (2.9% + 30c por transacción realizada con éxito y 15$ por devolución).

Los de Braintree te ponen el precio ya directamente en la portada (2.9% y 0,3€ por transacción y 15$ por devolución), pagantis también es muy transparente en los precios 2,49% y 0,25€ aunque con comisión mínima de 0,55€ y coste de charge back de 35€ que los deja fuera de juego en según qué tipo de negocios, las comisiones son más bajas, aunque tienen comisión mínima.

Paypal tiene las tarifas también en la home de la web, aunque no presenta un enlace muy directo, pero con pocos clics se pueden ver las tarifas, que para pequeños volúmenes tienen unas comisiones muy altas (3.4% + 0,35€) pero que para grandes volúmenes pueden llegar a ser mucho más competitivas que el resto de plataformas.

Eso de conocer qué va a costar de antemano la pasarela, qué comisiones vamos a tener o poderla solictar online debe ser como mínimo pecado. La transparencia la dejamos para el escaparate de la oficina hasta que no se pongan los cristales tintados, claro...

Necesito una cuentas de test y luego pasar a real

Bienvenido a la burocracia hispana. Imposible!, no te van a dar una cuenta a no ser que pases por el banco y tengas una web. Si la estás desarrollando no es su problema. Si estás evaluando soluciones para un cliente tampoco. Imposible conseguir una cuenta de test que no esté ligada a un cliente del banco.

Comparémoslo con la competencia: un par de clics, damos nuestros datos como desarrolladores y tenemos entorno de test, un sandbox para controlar las transacciones y ayudas a la programación.

Pasar a real vía Redsys, por ejemplo, depende de la persona de turno que se encargue de tu negocio. Dan por supuesto que tendrás la web abierta al público con la pasarela de test activada y productos reales que se puedan comprar. Todo para que ellos puedan hacer las comprobaciones.

Con Stripe pasar a producción es realizar un cambio de claves, que tienes accesibles y completar los datos del cliente. Posteriormente te pedirán una identificación más formal (como escaneo de CIF/DNI) para evitar problemas. Pero lo más importante es que puedes estar on-line una vez hayas completado la integración. Con el sistema hispano con suerte 2 días desde que la solicites, una semana si encuentras que el validador que te ha tocado en suerte tiene el día espeso.

Integración y soporte a la integración

En Redsys y compañía el manual lo tendrás una vez el cliente haya firmado. Nada de evaluar antes. El soporte es por e-mail y lo más seguro es que lo necesites, ya que los manuales se actualizan una vez cada siglo.

La competencia dispone de manuales en línea, preguntas más frecuentes y en algunos casos librerías ya listas para los lenguajes de programación más populares para la web.

Y si por integración entendemos además que el cliente no se asuste al ver una pantalla que desentona totalmente con la web en la que está comprando, pues tengo una mala noticias, con las pasarelas hispanas no le evitaremos el susto. Nos podemos limitar a poner un iframe siempre que el banco de turno no haya tuneado mucho la página, y ya nos podemos olvidar de que la página vaya a ser responsive o que tenga versión específica para móviles.

Si pedimos algo esotérico como pagos recurrentes o posibilidad de micropagos la mayoría de oficinas bancarias te van a mirar raro. Te desviarán a las plataformas que tienen y a partir de ahí entraremos en el pozo negro de la desesperación.

Mi recomendación

Cuando alguien viene diciendo que va a utilizar la pasarela del banco X para su negocio online y sólo piensa en el coste de las comisiones que le va a cobrar es que lo está haciendo mal.

Hay que tener en cuenta la letra pequeña: ver si el riesgo de la operación se suma al riesgo financiero, cuánto tiempo tendrá retenido el banco el dinero, que límite diario, mensual o anual tenemos, sobre cuáles son las condiciones en caso de repudio de la venta y el papeleo que tendremos que hacer.

Y, sobre todo, hay que pensar en hacérselo fácil a nuestro cliente. Después de todo se ha tomado la molestia de ir hasta nuestra tienda online, seleccionar el producto, e ir a pagar, lo mínimo que podemos hacer es intentar facilitar todo el proceso y no convertir el sistema de pago en una experiencia frustrante.

Para los sistemas de pago españoles: señores, ya sé que no os importa y que estáis ganando suficiente dinero, pero no estaría de más invertir en tecnología y pensar un poco más en vuestros clientes, después de todo entre todos os estamos pagando la fiesta.