730105240_23866.jpg

Pues sí, esto ya parece una tradición, pero es así. Hacía poco más de un año que estábamos en la oficina del Polígono de Son Castelló y el 21 de febrero nos hemos mudado a una nueva oficina, del mismo edificio, así que amigos, clientes y colaboradores, no tendréis que cambiar de dirección para nada, incluso nos llevamos el número de despacho. Sólo que ahora habrá que internarse un poco más en el edificio. Las chicas de recepción ya nos conocen y seguro que estarán encantadas de orientaros.

La verdad es que nos encontramos muy agusto en el edifició, hay una muy buena relación con nuestros casero, el edificio, aún siendo clásico está muy bien, la comunicación por carretera y el aparcamiento son más que aceptables y los servicios que encontramos alrededor como bancos, papelerías, cafés y restaurantes excelentes, tanto en calidad como en precio. Como asignatura pendiente todavía queda tener una conexión de fibra, pero según promete la gente de Asima, Telefónica cableará este 2014 todo el polígono de Son Castelló. Veremos si nos toca pronto.

La oficina en la que estábamos cumplía perfectamente sus funciones, pero cuando nuestro casero nos ofreció pasar  a la nueva oficina no nos pudimos negar, aunque comportase un pequeño incremento en el precio. La nueva oficina tiene más de 150 m² frente a los 53 de la oficina anterior, esto significa que estaremos más anchos, que estábamos 10 maromos en una oficina de 53 m²  y ya nos preocupaba tener demasiado "calor humano".

Por otra parte significa también poder crecer sin tener que cambiarnos otra vez. Aún sin necesitar realmente la oficina, no hacer el cambio significaba perder en comodidad y en capacidad de crecimiento. Se evaluó, por tanto, el coste de oportunidad más que la necesidad real. Bueno, eso y que una vez vimos la oficina todos quedamos encantados.

Todavía estaremos unos días adaptándonos. Hay que ver la cantidad de trastos que llegamos a acumular! Lo más importante está hecho, es decir, los ordenadores están conectados y las cafeteras están en su lugar y no sufrieron ningún daño durante el traslado.

Nos queda un cuarto de oficina vacía, un espacio ideal para montar algún que otro sarao tipo "creantbits" o algún "coding dojo",  incluso nos podremos permitir algún que otro becario si al final cambian la ley. 

Y como la nueva oficina coincidirá en el tiempo con el aniversario de la fundación de APSL, pues algo habrá que hacer para celebrarlo. Y hasta aquí puedo escribir escribir ... Seguiremos informando.