¿Quieres saber más?

Desde sus inicios, APSL ha apostado por ofrecer a sus clientes una solución lo más completa posible en lo referente al desarrollo de aplicaciones web. Ofrecemos asesoramiento, diseño, maquetación, despliegue de aplicaciones y monitorización de las mismas.

Nuestra manera de desarrollar las aplicaciones ya tiene en cuenta cómo va a ser su despliegue y la facilidad de mantenimiento posterior. Estamos especializados en aplicaciones de negocio, donde el ciclo de vida de la aplicación puede ser de varios años, y por tanto, la facilidad de mantenimiento y evolución debe formar parte de los requisitos iniciales de la aplicación.

Disponer de un equipo consolidado, multidisciplinar y que engloba todos los aspecto del desarrollo de aplicaciones web, nos permite ofrecer a nuestros clientes presupuestos ajustados y tiempos de desarrollo competitivos.

Como equipo apostamos por una metodología de trabajo diferente, donde el peso del conocimiento y de la implicación de cada uno en los proyectos es lo que realmente cuenta. Los técnicos no son/somos recursos, somos personas, que se implican en los proyectos y que disfrutan con lo que hacen.

Esta manera de entender una empresa de ingeniería informática como la nuestra hace que todos nuestros miembros estén implicados en los proyectos. Huimos del postureo, pero permitimos horarios flexibles y conciliación de la vida familiar.

bar

Nuestra visión tecnológica

bar

Basamos nuestra tecnología en desarrollos de código abierto, de manera que no hay costes de implantación ocultos en los desarrollos. El cliente dispone del código fuente de la aplicación que ha solicitado y puede descargarse de Internet las librerías utilizadas.

Nuestro objetivo es proteger siempre la inversión que realice nuestro cliente en tecnología, evitanto tener que depender para siempre de un proveedor, aunque este proveedor seamos nosotros. Es nuestro compromiso ético con el cliente.

Nuestras aplicaciones se basan en estándares. Las webs estan desarrolladas cuidando la accesibilidad y la compatibilidad con distintos navegadores. Hacemos un uso intensivo de las hojas de estilos (CSS) de modo que conseguimos minimizar el impacto de cambios en el diseño, disminuye el tiempo de carga y a la vez hacemos que las páginas web sean mucho más amigables a los motores de búsqueda