En APSL siempre hemos sido un poco raritos: miramos de tener ética interna como para nuestros clientes, nos encanta la tecnología y el software libre, desde siempre hemos programado fundamentalmente en Python y Django, en fin, ya sabéis todas esas cosas que los vendedores de cajas dicen que no se pueden hacer, que no es posible, ... Bueno, mientras ellos lo dicen nosotros vamos tirando.

Otras de las cosas que también nos hacen raros es que cuando nos apetece (o incluso cuando los amigos lo piden) de tanto en tanto organizamos una tarde tecnológica, en unas jornadas que hemos dado en llamar creantbits.

Los creantbits son jornadas de técnicos y programadores para técnicos y programadores. No encontraréis vendedores de humo, productos milagrosos o gente vendiendo motos. Para APSL es una manera de devolver a la comunidad aquello que la comunidad nos proporciona: conocimiento. Al principio nosotros explicábamos lo que hacíamos y sobretodo el porqué, tutoriales de Python, de Django, sistemas de monitorización y de despligue, ... De todo un poco. Sólo con un nexo en común: la tecnología, estar con los amigos y las gominolas.

Durante estos años se ha ido creando una comunidad fiel a estos encuentros. Creo que hemos conseguido quitarle hierro a eso de hablar en público. La verdad es que estar hablando mientras que ves a los demás comiéndose una gominola o intentanto desenvolver un chupa-chup, pues como que impresiona menos, ¿verdad?

En el último creantbits de las 4 charlas sólo 2 las dimos gente de APSL y para las próximas ya tenemos algunos voluntarios que se han ofrecido a contar lo que hacen (bueno, a alguno creo que lo hemos liado un poco). El objetivo fundamental es crear comunidad, colaborar aunque trabajemos en diferentes sectores y empresas. Creemos en el potencial de la gente y que dicho potencial sólo puede alcanzar su máximo nivel con la unión y la colaboración.

El último creantbits ha sido este 16 de mayo, en Sóller, gracias a la colaboración de Joan Grande, que empezó asistiendo a las charlas y ahora además de hacer una de las ponencias sobre MongoDB nos ha dado a través de su empresa, El Gas, todas las facilidades para que el creantbits tuviera una sala en la que celebrarse.

Algo parecido puedo decir de Maria Antònia Tugores, que creo que no se ha perdido un creantbits y que este vez la liamos para que nos hablase de su trabajo con MongoDB y el sharding, pasando de espectadora a ponente. O de Dani, una de las incorporaciones más recientes de APSL, que se atrevió a dar su primera charla en el creantbits con resultados notables.

Los corrillos antes y después de las charlas, la pausa para café donde un asistente te da las gracias por descubrirle una posible solución a sus problemas, las preguntas tras las potencias que se convierten en diálogos. Juntadlo todo y añadile un local fantástico, las vistas de Sóller y un exceso de azucar de las gominolas. Todavía me dura el subidón.

¡Muchas gracias a todos! Seguiremos intentando ser así de raritos.