stem talks menorca 2022

La semana pasada estuve en las STEM Talks de Menorca donde nuestros compañeros Marisa y Juan Carlos diernon un charla introductoria sobre cómo implementar chatbots en las organizaciones.

Estar en Menorca siempre es una experiencia gratificante y aunar eso con la posiblidad de tener una primer evento presencial en más de dos año ha sido una experiencia fantástica y de casi vuelta a la normalidad.

Aprovechamos para conocer a Alexandre, que se había incorporado con nosotros hacía unos meses y que lleva organizando el evento desde hace cinco años. Desvirtualización en todo regla, es lo que pasa cuando eres una organización remote first. Además de unas charlas divulgativas fantásticas tuvimos la ocasión de conocer el Centre Bit Menorca y a Carmen, una de sus responsables y reencontrarnos con el personal del Parc Bit de Mallorca (hola Bel) y su nuevo gerente Antoni Roig. Las instalaciones que pudimos ver están muy bien y creo que ha sido un acierto tanto en localización como en la propia idea de centro, con una "plaza" interior donde la gente puede encontrarse, a modo de foro, algo que seguramente ayudará a conocerse a las empresa del Centre y a buscar colaboraciones y potenciar ideas.

Una de las charlas que me impactaron más fue la de José Antonio Ondiviela Director de SmartCities para Europa en Microsoft. Nos presentó lo que implica ser una smart city e introdujo el concepto de contrato ciudadano, como el contrato implícito que firma una ciudad con sus habitantes, tanto los actuales como los que quiere atraer, ofreciéndoles servicios, infraestructura y calidad de vida, a cambio de su participación en la comunidad y en la vida de la ciudad. Introdujo el concepto de metropoli como todo aquello que se puede alcanzar mediante transporte terrestre en un radio de 90 km, y cómo las metrópolis intentaban atraer a los nuevos ciudadanos ofreciéndoles nuevos servicios.

Esta conferencia me provocó dos reflexiones: la primera al ver el parecido entre lo que es el contrato ciudadano y lo que estamos intentando hacer empresas como APSL. En contrato ciudadano es bidireccional, orientado al win-win a la complementariedad, y es eso mismo lo que intentamos hacer como empresa a la hora de captar y retener talento. Ya no se trata de una relación de la empresa paga y el trabajador trabaja, sino que las empresas modernas intentamos ofrecer no solamente un sueldo digno, sino que queremos ir más allá, proporcionando también evolución y proyección profesional; un entorno en el que la gente se pueda sentir realizada y donde también pueda aportar ideas, conocimiento y hacer que el colectivo se beneficie. Me pareció que el concepto de José Antonio se podía aplicar muy bien a las empresas.

La segunda reflexión viene de la propia definición de metrópolis, donde, una vez más, las islas quedamos relegadas. Iniciativas com smart islands intentan paliar eso, pero se van quedando fuera de los estudios. La metrópolis de unas islas como Baleares no queda claro si es la isla o el archipiélago, en Canarias debe pasar algo similar, pero con sus propios problemas y retos.

El resto de las charlas fueron igualmente interesantes, presentando desde las posibilidades de la realidad virtual, el cloud, experiencias personales y proyección universitaria y laboral de la tecnología.

Aguardamos con muchas ganas la próxima edición. Enhorabuena a la organización y muchas gracias al Centre Bit por ser unos excelentes anfitriones y la labor que están realizando.

-- Antoni Aloy